¿Cómo elegir a un buen cuidador?

Cuidar de otros es una vocación y una forma de ayudar a esas personas que tanto lo necesitan. Biva te cuenta cuál es el rol de un cuidador y te daremos consejos para saber elegir a la persona que cuidará de tu familia, en caso de que así lo requieras.
AdobeStock_86156801.jpeg


¿Qué es un cuidador?
Son aquellas personas que prestan atención a otras que necesitan supervisión o asistencia en la enfermedad o la discapacidad. Ellos pueden proporcionar el cuidado en el hogar, en un hospital o en una institución.
El cuidador es el recurso, instrumento y medio por el cual se proveen cuidados específicos y muchas veces especializados a los enfermos crónicos, es decir, en ellos se deposita o descansa el compromiso de preservar la vida y el bienestar de otro.
Existen tres tipos de cuidadores:
  • Cuidador principal: por lo general son aquellos que viven en el domicilio del paciente, pueden ser sus familiares o amigos cercanos. Este cuidador permanece allí cuidando del enfermo todo el día.
  • Cuidador formal: Esta persona tiene la formación profesional para cuidar del paciente y obtiene una remuneración por su trabajo.
  • Cuidador informal: Son aquellos familiares del paciente que ayudan a su cuidado en algunos momentos.
La labor de un cuidador puede llegar a ser compleja, es normal que frente a ciertas circunstancias sienta impotencia y se le dificulte reaccionar.
El cuidador familiar así tenga una cercanía con su paciente, puede experimentar esta sensación, precisamente ese sentimiento va a depender de factores particulares del cuidador como: personales, ambientales y situacionales. La edad de la persona, su situación económica y familiar, su nivel de escolaridad y su conocimiento frente a la enfermedad son variables que hacen que cada situación sea diferente.
A manera de facilitar la vida de las personas, existen profesionales dedicados al cuidado del otro como enfermeras, o auxiliares que pueden prestar el servicio de asistencia en la salud, porque es difícil estar siempre presente cuando un familiar o un amigo están necesitando de ayuda.
Desde la tecnología, Biva facilita el trabajo del cuidador, debido a que puede agregar a su paciente y él podrá compartir su información, lo mismo sucede con los perfiles, el cuidador agrega uno por cada persona que esté a su cargo y podrá llevar toda la información médica de este como los tratamientos que realiza, los diagnósticos, las citas, el registro de sus médicos y más. ¡Con Biva puedes hacer seguimiento a la salud de todos de una manera fácil y en un solo lugar!

Encontrar a un cuidador profesional, puede llegar a ser un dolor de cabeza para muchos, por eso, hay empresas que se encargan del cuidado de otros y que tienen en su equipo de trabajo profesionales en la salud dedicado a ello. ¿En algún momento pensaste que lo ibas a necesitar? Es complejo responder esa pregunta, porque quizás nunca estemos preparados para enfrentar una enfermedad, sin embargo algunos profesionales pueden darnos una mano en esos momentos difíciles.
El cuidador sea profesional o no, se convierte en una persona fundamental, a medida que va conociendo a su paciente y su condición de salud, va adquiriendo un mayor conocimiento, porque si bien existen algunas pautas para cada enfermedad, cada individuo es un universo distinto y sólo quien esté cerca compartiendo sus dolores podrá calmarlos.
Si en tus manos estuviera escoger a un cuidador profesional para que esté pendiente de la salud de un familiar tuyo, ¿Qué tendrías en cuenta?
Biva es una plataforma integral de salud que busca ayudar a los pacientes y sus familiares en los temas de salud, por eso hoy queremos darte algunos consejos que podrías tener en cuenta al momento de escoger a esa persona que pasará gran parte del tiempo con tu familiar prestando su servicios como cuidador.

AdobeStock_32323100.jpeg


Para menores de edad, para adultos mayores y para otras personas que tengan alguna discapacidad o enfermedad que le impida ser independientes al momento de desarrollar cualquier actividad es necesario que tengas en cuenta:
  • El cuidador debe saber de primeros auxilios, nutrición y estimulación. En el caso de los bebés es fundamental por los riesgos que se pueden presentar en los primeros años de vida.
  • En los adultos mayores al cuidador debe saber reaccionar ante un episodio que requiera de urgencia.
  • Experiencia en el cuidado de personas, bien sean niños, adultos mayores o discapacitados
  • Conocimiento de la enfermedad y los medicamentos. Si la persona no está muy enterada de la condición de salud del paciente, por lo menos que demuestre interés y voluntad por conocer, en algunas oportunidades la profesión no basta. Biva te ayuda a recordar tus tratamientos médicos y te lleva el inventario de los medicamentos.
  • Algunos valores que debe tener un buen cuidador: humano, servicial, constante, honesto, paciente, comunicativo, positivo.
Sabemos que es complejo elegir a una persona de afuera para que se encargue del cuidado de un ser querido, por esta razón Biva te recomienda tener un acercamiento con esa persona y ponerlo en situaciones difíciles y extremas para conocer su capacidad de reacción.

Enlaces externos:  

Comentarios