Biva te cuida: consejos para tu bienestar y tu salud


Hoy en día es muy común escuchar términos relacionados con la salud, el bienestar y la calidad de vida de las personas. Un ejemplo de ello son las innumerables dietas y hábitos saludables para mantener un equilibrio que beneficie tanto la salud física como la salud mental.
Los mercados verdes, gimnasios especializados o entrenadores personales son tan solo una parte de la lista que encontramos de todo lo que puede ser saludable y que ayuda mantener un equilibrio en la alimentación.


vista-superior-de-superficie-de-madera-con-pizarra-manzana-y-botella-de-agua_23-2147601736.jpg


La muchas dietas que hoy existen no son suficientes, la mejor fórmula es evitar los extremos y combinar una buena alimentación con ejercicio.
Recuerda que no existen métodos mágicos que te hagan perder peso en una semana, debes ser paciente y seguir algunas recomendaciones, porque hacer una dieta estricta te hará bajar unos kilos, probablemente, pero ojo puede poner en riesgo su salud.

¡Biva te da algunos consejos de cómo hacerlo mejor!


  1. No es recomendable perder más de una libra o un kilo por semana, entre más lento bajes de peso evitas perder masa muscular lo que en el caso contrario produciría un efecto rebote y el cuerpo te pedirá el consumo de más calorías.
  2. Desintoxicarse antes de empezar una dieta, te recomendamos que limpies tu organismo por eso, por unos días máximo una semana, debes dejar de comer café, carnes, azúcar, harina, mantequilla, lácteos, maíz, trigo, alcohol, fritos y embutidos. Lo que puedes comer es: leche de soya, todas las frutas y verduras, pescado, arroz integral, legumbres, tubérculos, infusiones de té, limón amarillo, frutos secos, aceite de oliva, vinagre y sal marina.
  3. Una vez el cuerpo esté listo debes empezar a balancear tus comidas y evitar el consumo de sales y fritos.
  4. Tu última comida debe de ser dos horas antes de acostarse si lo haces después el cuerpo acumulará lo que has comido.
  5. Desayuna siempre, no hacerlo te puede generar más ansiedad y tendrás el riesgo de estar comiendo todo el día.
  6. Consumir al menos dos litros de agua al día.
  7. Acompañar tu alimentación con una buena rutina de ejercicio, mínimo 30 minutos diarios.
  8. Comer cinco veces al día en cantidades moderadas, para evitar comer mucho en una sola comida.
  9. Aumentar el consumo de frutas y verduras.
  10. No consumir gaseosas, embutidos o comidas que contengan mucha grasa, como las comidas rápidas.


Ahora bien, todos estos consejos te ayudarán, pero debes de estar consciente que no solo lo harás para bajar de peso, sino también por tu salud y calidad de vida.
Recuerda debes estar en tu peso ideal ayuda a proteger tu corazón de enfermedades cardiovasculares.



mujer-saludable-corriendo-con-fondo-borroso_23-2147600427.jpg


Ya hablamos de nutrición y el balance en tus comidas, pero para que todo tenga un mejor sentido es importante que pienses en algún ejercicio físico, que no es más que toda actividad física realizada de forma planificada ordenada, repetida y dirigida para mejorar la condición física.
Ahora realizar una rutina de ejercicios no es complejo, lo puedes hacer desde tu casa, no más excusas para no hacerlo.




En nuestro blog te recomendamos una rutina creada por el Colegio Americano de Medicina del Deporte (ACSM) teniendo en cuenta que muchas veces no podemos ir a un gimnasio o tener un instructor privado.
Puedes hacer ejercicios básicos pero combinados como: saltar en lazo, hacer sentadillas, flexiones de pecho, abdominales, cunclillas, subir y bajar escaleras, correr en el sitio, saltar con las rodillas al pecho, entre otros. Esto te ayudará a quemar calorías.

Puedes hacer estos ejercicios todos los días durante una semana por 7 minutos y a la siguiente puedes incrementar el tiempo, tu cuerpo te lo pedirá.  

El cuidado empieza por ti, comer saludable y realizar alguna actividad física te ayudará a sentirte mejor y a prevenir enfermedades. 


Enlaces externos
- http://cromos.elespectador.com/mujer-salud/dieta-de-siete-dias-para-desintoxicar-el-cuerpo-18631
- http://revistas.um.es/cpd/article/view/100521/95881



Comentarios